Revolución IoT: Aplicaciones en la industria y la agricultura

Hoy en día vivimos una revolución tecnológica en el mundo, ya que existen más dispositivos que personas conectadas a internet. Esto se debe, principalmente, a los crecientes despliegues de la tecnología de conectividad inalámbrica, a la proliferación de nuevos dispositivos y sensores; y al uso de tecnologías complementarias como el big data y machine learning que permiten procesar el gran flujo de información colectado por dichos dispositivos. Este conjunto de elementos conforma el concepto de internet de las cosas (IoT).

La gran proyección de crecimiento que tiene esta tecnología ha despertado el interés de la industria por la creación de nuevas aplicaciones específicas para determinados usos en el mercado, lo que se conoce como “aplicaciones verticales”.

Precisamente, según el último reporte de la GSMA “La Economía Móvil en América Latina 2020”, se espera que para el 2025 las conexiones IoT alcancen los 1.200 millones en Latinoamérica, duplicando la cantidad actual y generando para ese año un volumen de negocio total de US$ 31.000 millones.

Por ello, podemos considerar que el internet de las cosas se ha convertido en un elemento indispensable para las industrias, pues permitirá acelerar la transformación digital y por ende impulsará la eficiencia de sus operaciones. Un ejemplo concreto es la implementación de las soluciones de IoT desplegadas en industrias como la agricultura, la minería, la industria automotriz, la electrónica, la metalurgia, entre otras.

 

Importancia del IoT

 

El internet de las cosas (IoT) proporciona una amplia visibilidad y conocimiento detallado de las operaciones y los activos de una empresa a través de la incorporación e integración de sensores de máquina, sistemas de computación y almacenamiento en la nube.

Las máquinas y elementos que componen la línea de producción de una fábrica pueden disponer de sensores para recopilar información que a su vez será transmitida, a través de una conexión a internet, hacia gestores centralizados en la nube, otros dispositivos IoT o a un servidor Edge. Estos elementos cuentan con la capacidad necesaria para procesar dicha información y mostrar detalles adicionales sobre los procesos de la cadena de producción, la trazabilidad, emisión de alertas o la incluso ejecución de procedimientos predefinidos ante eventos críticos. El principal objetivo de implementar este esquema es obtener nuevas perspectivas de los procesos, en tiempo real y de manera remota, que permitan maximizar los resultados.

Gracias a la revolución IoT, industrias que ya procesan la información han podido mejorar su eficiencia, ahorrar tiempo, bajar costos en procesos y ganar competitividad. Esta tecnología consigue que las empresas sean mucho más ágiles en sus procesos de fabricación, reduciendo el “time to market” de los productos. Además, facilitan la toma de decisiones antes de que ocurran las fallas y son un elemento clave de las fábricas inteligentes.

 

Usos del IoT en la actualidad

 

A continuación, se muestran algunos ejemplos del uso y la aplicación de soluciones de IoT en diferentes industrias.

 

  • Agricultura: Existen plataformas tecnológicas orientadas a la agricultura inteligente (AgTech), como Instacrops, que brindan un conjunto de soluciones de IoT y servicios tecnológicos para optimizar la producción de alimentos con los recursos precisos, transformando datos en recomendaciones concretas para los agricultores. Desarrollan hardware IoT y software para la agricultura 4.0, integrando distintas fuentes de información y utilizando técnicas de inteligencia artificial (IA) y visión computacional (interpretación de las imágenes recibidas por dispositivos) para manejar los cultivos de la mejor manera.

 

Además, la solución permite la detección de los problemas de agua, los cambios de clima, la humedad del suelo, el desempeño de los sistemas de riego, la efectividad de los fertilizantes, plagas y enfermedades mediante el uso de dispositivos IoT tipo “plug and play” de fácil instalación que se gestionan remotamente. El dispositivo IoT se compone de sensores, controladores y paneles solares que se conectan a la red de internet y a través de una aplicación móvil se envían informes periódicos con recomendaciones de manejo y pronósticos altamente focalizados.

Por otra parte, existen soluciones adicionales como invernaderos inteligentes, donde se tiene la capacidad de controlar las variables ambientales que afectan a los cultivos, los drones agrícolas que permiten el mapeo de los campos, la vigilancia y el control inteligente de plagas.

 

  • Sector automotriz: IoT brinda ecosistemas digitales que hacen más flexibles e interconectados los procesos de manufactura. Se tienen, por ejemplo, a los “robots colaborativos” que trabajan junto con el personal técnico, sin que esta interacción implique algún riesgo en la seguridad ante cualquier movimiento humano. Además, se utilizan en la línea de ensamble que requiere gran precisión y ayudan a que las tareas sean más fáciles, seguras y rápidas. Finalmente, complementan a los colaboradores y reducen el riesgo de lesiones, liberándolos para realizar trabajos de mayor valor.

  • Minería: El mantenimiento predictivo es una técnica que permite anticipar posibles incidencias o errores en activos o procesos de producción a través del uso de diferentes tecnologías como la telemetría IoT, el análisis predictivo y la inteligencia artificial.

 

Al aplicar esta solución se realiza la medición, análisis y monitorización de los parámetros de operación regular de los activos de la mina, tales como las vibraciones, los fluidos, la temperatura, la presión, entre otros; con el fin de detectar cualquier cambio inusual en su operación. Cabe resaltar que este tipo de sistemas recolectan datos en tiempo real de los activos de la planta mediante el uso de la telemetría IoT. Posteriormente, estos datos serán enviados a la nube donde se emplearán algoritmos de predicción basados en big data e inteligencia artificial para formular predicciones que eviten que algún proceso pueda quedar inoperativo.

 

  • Metalurgia: La impresión 3D industrial del metal ahora se ha convertido en una parte integral de la metalurgia. Gracias al hardware y software IoT que nos permite monitorear y configurar los diferentes parámetros de la impresión 3D, se logran crear piezas metálicas complejas por un precio relativamente bajo en comparación con las técnicas de fabricación tradicionales, tales como mecanizado o moldeado al vacío.

 

Las aplicaciones de IoT sirven para construir una visión amplia de las principales variables del negocio con el fin de tomar decisiones y maximizar los resultados. Esto se da ya que cada uno de los procesos de las empresas generan cantidades exponenciales de información que, si son analizadas en forma inteligente, permitirán redefinir las estrategias del negocio en tiempo real y de forma dinámica.

En Gtd Perú somos conscientes que la transformación digital ayudará a reorientar el modelo de tu negocio y es por ello que contamos con soluciones soportadas por aliados de vasta experiencia en las diferentes industrias, siendo líderes en tecnologías disruptivas. Contamos con soluciones de conectividadciberseguridaddata center y cloud. Conoce cómo podemos ayudar a tu empresa a iniciar su Transformación Digital en gtdperu.com. Hacemos que la tecnología mejore y simplifique tu vida cada día.